Superando el hipertiroidismo

Superando el hipertiroidismo

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una de esas enfermedades que duran toda la vida, que afectan varios procesos del organismo y logran alterar desde nuestra personalidad hasta nuestra dieta. Tener un tiroides muy activa, es decir, un aumento acelerado y excesivo de las funciones de la glándula tiroidea, conlleva sufrir de diversos síntomas, entre los más comunes están:

  • Metabolismo acelerado
  • Irritabilidad
  • Pérdida de peso
  • Cansancio
  • Sudoración excesiva
  • Nerviosismo
  • Palpitaciones del corazón
  • Mala tolerancia al calor
  • Insomnio

Las buenas noticias son que, de ser detectado a tiempo, el paciente empezará un tratamiento que implica el uso de medicamentos que controlen el funcionamiento hiperactivo de la tiroides, regulándola para que los síntomas empiecen a disminuir, e incluso desaparecer.

¡A moverse!                         

Sabemos que el inexplicable cansancio y la pérdida de peso pueden ser los síntomas que más te impidan tener una rutina constante de ejercicios. El ser persistente con la medicación y no permitir que la enfermedad se apodere de nuestra energía serán las claves para ponernos en movimiento.

Pero, como en todo, para mejorar tienes que poner de tu parte. Estar en actividad siempre será la mejor forma de tener nuestro ánimo y salud en el mejor nivel. Por ello, a continuación, te proponemos levantarte y actuar, para que tu cuerpo se ponga en forma y tu tiroides se estabilice.

  1. ¡Baila, camina, nada!

Los ejercicios aeróbicos como bailar, montar bicicleta o nadar harán mover los músculos más grandes de tu cuerpo. Puedes realizarlos en periodos máximos de entre 30 a 60 minutos, hasta cinco veces en la semana. Pero ten cuidado con el exceso de ejercicio, ya que podría incrementar los síntomas. Examina siempre con tu doctor las condiciones en las que puedes realizar estos ejercicios.

  1. Resiste

Ejercicios de resistencia como las pesas, bandas, flexiones o sentadillas, son rutinas que puedes realizar de manera limitada -dos o tres veces por semana, con aprobación de tu médico-, esperando, la menos, dos días para volver a realizarlos.

  1. Relájate

Según el Centro de Medicina Complementaria y Alternativa de los Estados Unidos la meditación es la opción indicada para pacientes hipertiroideos, ya que, además de aportar al equilibrio psicológico, va a calmar los síntomas y ayudar a sobrellevar la enfermedad. Ejercicios como el yoga y el Tai Chi pueden canalizar la energía del cuerpo, calmando la ansiedad y favoreciendo la conciliación del sueño. Además, el arte marcial del Tai Chi aporta a combatir el debilitamiento de los huesos, una condición distintiva del hipertiroidismo.

Si sospechas tener síntomas de hipertiroidismo, acude lo antes posible a tu médico de confianza para que haga un diagnóstico adecuado de tu caso y puedas empezar a controlar tu salud y tu tiroides.

 

Fuentes: