Hipotiroidismo, un lento corazón

Por: Yanina Flores

¿Has sentido cansancio, debilidad o has subido de peso sin razón aparente?

El hipotiroidismo tiene una serie de síntomas que se pueden esconder en otras causas, por eso su detección suele ser tardía. Una de las señales de que podrías tener una alteración en el funcionamiento de tu glándula tiroides son las variaciones de tu ritmo cardíaco. Varios estudios médicos asocian las arritmias y la muerte cardiovascular al mal funcionamiento de la tiroides.

La tiroides y el rendimiento cardíaco

Si no recibes un tratamiento oportuno y adecuado para el hipotiroidismo, puedes producir un descenso de la presión arterial, haciendo que el latido del corazón sea más lento de lo normal.

La hormona tiroidea interviene en el proceso de la contracción o relajación del músculo cardíaco, además, estudios realizados han demostrado que participa en algunos mecanismos de preservación de la estructura del corazón y de su rendimiento funcional.

Si miramos a través de una ecocardiografía podemos observar que el corazón de una persona, que lleva dos años con hipotiroidismo sin tratamiento, presenta una asimetría o un desproporcionado engrosamiento en el septum interventricular (membrana que divide al corazón), independientemente de que seas hombre o mujer, o al grupo etario al que pertenezcas, por ello es crucial una pronta detección. Para eso, debes saber identificar los síntomas para determinar si se deben a un mal funcionamiento de la tiroides.

3 recomendaciones para enfrentar el hipotiroidismo

  1. Diagnóstico oportuno: La única manera de evitar estas complicaciones, y sus incidencias en tu corazón, es tener un diagnóstico certero, que te permita acceder a un tratamiento que, normalmente, es a base de un medicamento llamado levotiroxina. Este suplanta a las sustancias segregadas por la hormona y su dosificación es exclusiva para cada paciente según sus necesidades.
  2. Alimentación equilibrada: Tener una dieta baja en gluten, es un aporte significativo. Si es posible evita ingerir maní y soja. Es más recomendable comer algas, alimentos ricos en yodo y tratar de ingerir alimentos orgánicos. Mantente informado de qué dieta es la recomendada para esta condición.
  3. Ejercicio diario: Si tienes hipotiroidismo, es obligatorio para ti tener alguna actividad física, ya sea caminar, trotar, hacer aeróbicos o bailo-terapia. Cualquier tipo de ejercicio controlado te ayudará a equilibrar y regularizar tu metabolismo.

 

El hipotiroidismo es una de las enfermedades endócrinas más frecuentes y la población más afectada son las mujeres en edad adulta, por ello, 1voz.com.ec te invita a estar alerta. Si presentas alguno de los síntomas mencionados o si conoces a alguna persona cercana a ti que los presenta, contacta a tu médico endocrinólogo, quien te solicitará un sencillo examen para determinar un diagnóstico oportuno. ¡Y toma el control de tu salud!

Fuentes
http://cosasdelmundo.net/lo-medico-nunca-te-dira-acerca-sanar-tus-tiroides-una-manera-simple-natural/
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000353.htm