Cuidados de la piel y el cabello para hipotiroideas

Algunos síntomas del hipotiroidismo no son visibles en nuestro cuerpo y son batallas que tenemos que librar en nuestro día a día sin que nadie se dé cuenta, esos son los síntomas más incomprendidos. Lamentablemente, los que sí se ven son los que hacen a la enfermedad cada vez más real, visible y necesaria de controlar. Los cuidados de la piel y el cabello para hipotiroideas se vuelve entonces una necesidad diaria.

En este artículo te compartimos algunos consejos que aportarán a que te sientas y te veas mejor cada día. Pero recuerda, lo esencial es ser muy constante y responsable con tu tratamiento de control del hipotiroidismo y no descuidar los chequeos y recomendaciones médicas.

Dale un respiro a tu piel

En el hipotiroidismo es muy común ver como la piel empieza a secarse, agrietarse e incluso descamarse, esto se lo debemos a la deficiencia hormonal que significa tener una tiroides poco o nada activa.

A continuación, algunos tips que te ayudarán a hidratar tu piel y que poco a poco recupere su estado natural.

  • Empieza a hidratarla desde dentro, es decir, consume grasas ‘buenas’ que aportarán a nutrir tu piel y no provocarán sobrepeso ya que son consideradas grasas saludables. Puedes añadir a tu dieta alimentos como: coco, girasol, lino, germen de trigo, frutos secos -especialmente las nueces de macadamia y los piñones-, aguacate, pescado azul y yema de huevo.
  • Hidrátate todo el día con agua, jugos y líquidos saludables en general. Puedes aprovechar la hora de la toma de tu pastilla, (en ayunas, una hora antes de ingerir comida) para tomar uno o dos vasos grandes de agua, no solo tu piel lo agradecerá, sino todo tu organismo, ya que ayudará en tu digestión.
  • Mima tu rostro, evita los tratamientos de exfoliación por un tiempo, hasta que tu piel se regularice, ya que estos pueden provocar que se reseque aún más. Y cumple con cuatro simples pasos para mimar tu piel:
    • Limpiar: con el consejo de tu dermatólogo de confianza, adquiere un jabón especializado para rostro y piel seca, con el que puedas lavar tu rostro diariamente sin que tu piel se seque.
    • Tonificar: con una mezcla de agua (una taza), vinagre de manzana (dos cucharadas) y unas gotas de aceite esencial de romero o lavanda, puedes darle leves toques a tu cara y tonificarla.
    • Hidratar: evita las cremas faciales comerciales, ya que pueden tener varios ingredientes tóxicos para la piel. Puedes optar por cremas naturales, aceite de almendra, aceite de rosa mosqueta o de argán, y darte suaves masajes en el rostro para lograr absorción.
    • Nutrir: para lograr una piel luminosa y firme, una vez a la semana puedes aplicarte una mascarilla natural que la nutra a profundidad. Mezcla ingredientes como aguacate, plátano maduro, yogur, aceites vegetales o levadura de cerveza y haz una pasta que deberás aplicar sobre tu piel limpia y dejarla reposar durante media hora, para después hidratarla como lo haces todos los días.
  • Evita el sol usando gafas, gorros o sombreros y una adecuada protección solar con bloqueadores en crema con factor de protección SPF 50+.

Ilumina y reaviva tu cabello

La tiroides es la responsable de regular los ciclos capilares y estimular los folículos pilosos, además aporta al vigor y la tonicidad del cabello. Al sufrir de hipotiroidismo, muchas veces, se empieza a percibir una caída importante del cabello, afectando también a su aspecto que llega a ser mucho más seco y apagado.

Te compartimos algunas formas de vigorizar tu cabello y darle la frescura que te hará ver y sentir mejor.

  • Estimula tu cabello a fortalecerse y crecer, con la ayuda de aceites como el de onagra, el cual es altamente recomendado para tratar varias afecciones de la mujer, puedes aplicarte el aceite desde la raíz hasta las puntas dejándolo actuar por unos 30 minutos. Repite este proceso una o dos veces por semana.
  • Promueve la circulación en tu cuero cabelludo realizándote masajes capilares con aceites esenciales, como el de tomillo, madera cedro, lavanda y romero, mézclalos y aplícalos sobre tu cabello. Puedes dejártelos durante la noche y enjuagarlo en la mañana, lo cual estimulará también su crecimiento.
  • Complementa tu dieta con alimentos o suplementos que contengan las vitaminas precisas para evitar que tu cabello se debilite y lo pierdas. Algunas de ellas son la vitamina A, omega 3, vitamina B y la vitamina E.
  • Prueba usar mezclas vegetales y herbales en tu cabello. El jugo de una cebolla, ajo o el jengibre (por separado) puede ayudar a fortalecer las raíces de tu cabello. Usar agua de té verde como enjuague capilar previene su caída, déjalo actuar una hora y enjuaga. Así como también el aloe vera, la leche de coco o la remolacha son excelentes aliados para evitar que tu cabello se quede en el cepillo.
  • Usa champús y acondicionadores que aporten a disminuir el problema, puedes preguntarle a tu médico de confianza qué tipo de productos de este tipo te recomienda, o buscar en tiendas naturistas productos específicos para fortalecer y darle vida a tu cabello.

 

Fuentes